En algún lugar

¿Qué hace falta para ser feliz? Un poco de cielo azul encima de nuestras cabezas, un vientecillo tibio, la paz del espíritu"

André Maurois

miércoles, 10 de enero de 2018

Repasando 2017

"¿Qué hace falta para ser feliz? Un poco de cielo azul encima d enuestras cabezas, un vientecillo tibio, la paz del espíritu"

André Maurois

Pasan las primaveras y para los que adolecemos de dolor de alma, parece que todo pase demasiado rápido, que el tiempo se nos escurra entre los dedos. Por eso es necesario que la gente que te quiere te recuerde que la vida es suficientemente larga como para ver el lado positivo de la existencia y que de vez en cuanto eches la vista atrás y puedas contemplar que cada uno de nosotros tiene innumerables momentos para poder ver que la felicidad está en la mente y no en la circunstancias que nos rodean (más si tenemos en cuenta el lugar donde se desarrollan nuestras vidas), y ciertamente, aunque nos cueste sería un pecado no ser feliz, por eso la felicidad está en la libertad y esta viene en el coraje que seamos capaces de desarrollar en los momentos en que las condiciones externas no sean favorables pero controlemos la idea , simple pero compleja, que la felicidad está en nuestro interior, sin entrar claro está, en la estupidez de sentir una plena satisfacción sin ser capaces abrir una pequeña  brecha a nuestra propia autocrítica.

Hemos querido repasar a través de la imágenes de este último año los buenos momentos en los que hemos rozado la plena felicidad a través de los espacios que se nos presentan como los más libres. Todos los que salís y probablemente algunos que no, pero sabéis que estáis ahí, nuestros recuerdos...




martes, 19 de diciembre de 2017

Vía Poseidón en L'Estartit

El domingo después de pasar por Besalú y Ceret (Francia) de camino a casa nos paramos en l'Estartit para hacer la vía Poseidón.

No voy hacer una reseña. Ya hay suficientes en la red. Únicamente cuelgo algunas fotillos y detallo algunos apuntes de la misma.

Para empezar la vía está sobreequipada creemos sinceramente que tiene mil posibilidades de autoasegurar con flotantes. Es una lástima. Después es una línea evidente y guapa. Con un par de resaltes interesantes y una salida plaquera chula. Creemos que si te enfrentas al último resalte por la placa y pasas de chapar el primer seguro el ambientillo aumenta y el grado puede subir algo. Le puedes meter un micro o un tascón.

Nosotros la hicimos en una hora. Por cierto pasar de hacer la reunión esa que después tienes que caminar diez metros le metes una cinta larga y te vas directo a la otra. La vía muy recomendable sino tienes nada mejor que hacer y pasas por allí.

Fotos aquí:

https://www.facebook.com/maya.martinez.370/posts/10215164039359393

jueves, 14 de diciembre de 2017

Han pasado algunas cosas

Mirando el blog hacía bastante que no escribíamos sobre las salidas. Cierto es que tampoco es que hayamos hecho mucho, pero, si que se han dado algunas salidas. Con la llegada del frío es cierto que te apetece más quedarte cobijado pero también te da la oportunidad de practicar otros deportes. La nieve ha empezado hacer acto de presencia y por eso hemos aprovechado este último puente para empezar a esquiar y retomar un poco el contacto las montañas cubiertas de blanco.















viernes, 6 de octubre de 2017

Vacaciones y algo más

El tiempo transcurre deprisa. Demasiado tal vez. De hecho no le damos importancia en el momento pero se empezamos a echar la vista atrás ves que nuestras cómodas vidas están llenas de agradables momentos. Me gustaría empezar diciendo que somos unos egoístas, pues tenemos todo lo que queremos y prácticamente cuándo lo queremos. Sólo debemos preocuparnos de cosas nímias. Dónde voy de vacaciones, que quiero cenar esta noche, la reparación del coche e incluso de si tu pareja se ha dejado la tapa del wc abierta o tu hijo se dejó encendida la luz de su habitación. Mierda, que mierda más gorda de idealismos sociales (no es mía la frase, es demasiado buena) pero aún así lo que transcurre a continuación es positivo. Simplemente reflexionar sobre lo afortunados que somos.

Hacía tiempo que no escribíamos en el blog. Ahora toca poner un poco al corriente todo este tiempo desenvuelto de su plástico y utilizado en lo que más nos gusta; vivir.

Con imágenes los haremos claro, rápido y conciso. No estoy de acuerdo en que una imagen vale más que mil palabras. Sino a las pruebas de los últimos días nos tenemos que remitir. No es sangre sino sirope.

Primera parte. Salimos dirección los Ecrins. En principio la idea era movernos poco y exprimir al máximo la zona. Como en la furgoneta sólo podemos dormir dos, Násser y su padre, dormirán haciendo vivac allí dónde paremos. No es un problema, nos gusta sentir el suelo. Nos gusta dormir al aire libre. Después se sucederían vivacs en plena naturaleza bajo las estrellas.

















































Ferrateamos, escalamos y descubrimos. Nos bañamos e hicimos tirolinas enormes. Pero la zona no nos gusta. La parte de Briançon parece Lloret. Coche arriba y abajo. Ruido y poca tranquilidad. Jugamos a cartas y decidimos cambiar de planes. Pero una llamada de un amigo aún nos haría quedarnos cuatro días más por la zona.

Nos lo pasamos bien. Escalamos algo más por la zona y compartimos momentos más íntimos con una excepcional persona que es parte de nuestro día a día pero nunca habíamos llegado a intimar. 






































Fuímos al Valle d'Aosta. Como no al Cervino. Sin descansar, sin aclimatar, sin prácticamente tiempo para pensar al día siguiente nos pusimos en marcha hacia la cumbre. Venga a ganar metros. En total teníamos que superar 2500m aproximadamente. El día era fantástico, las condiciones de la montaña eran buenas. Superamos el refugio Carrel y seguimos como cohetes. El tiempo empezó a empeorar; las fuerzas a menguar. Llevábamos 2000 metros de desnivel y el frío con el viento y las nubes enganchadas en la montaña hacía cada vez más penosa la ascensión. Hubo rescates y un fallecido. En la escala Jordan, finalmente, decidimos dar media vuelta. Tan sólo eran 150 metros más, creo, pero las fuerzas eran mínimas. Bajamos hasta el Carrel en poco más de una hora. Dormimos y al día siguiente con un Sol radiante Násser no quiso volver a intentarlo. Según él aquella montaña se tiene que hacer desde el mismo pueblo y no en dos etapas. Habrá que volver.


Después fuimos al Valle d'orco, ahora sí tranquilidad. Prácticamente soledad. En Agosto. Y vías, montañas, fisuras por doquier. Alojamiento barato, comida barata y muchos proyectos. Pero el tiempo, no nos permitió disfrutar del lugar. Dos días nos dio de tregua. Después de algunos días de lluvia y mal tiempo. Muy recomendable. Tanto para escalar como para hacer senderismo.



























Volvimos a Ecrins a buscar a un amigo. Aprovechamos para descubrir otro pequeño valle fuera de las aglomeraciones. Prohibido dormir en furgoneta. Aprovechamos para escalar una vía de 300 m con dos largos muy por encima de mis posibilidades pero bien asegurada.










 Y ya de vuelta. Empezar a entrenar. Acostumbrarse a la penosa rutina. A preparar el colegio y el trabajo. Hacer el gilipollas buscando una autocaravana. Pero eso es otra historia que olvidar.









Visita al Campeonato de dificultad en Alicante. Sub. 12 no muy destacable incluso hasta muy malo. Násser quedó segundo, pues aquello no era dificultad sino velocidad.




 Y vuelta a la PXB celebrando los 11 años. Y África ha empezar una nueva etapa en la gimnasia artística.


 Ral.ly Terradets. Vía Gali-Molero


 Prueba velocidad. 2º puesto.

 Entrenos con el equipo de competición.

 Suficientes problemas tengo ya que me he puesto a entrenar con el fabuloso Hernán García. Si ese que está detrás de mí y que me machaca dos veces por semana.

 Punsola-Reniu al Cavall Bernat en Montserrat. Bonita vía pero con exceso de paraboles.