En algún lugar

"De pequeño me impusieron las costumbres, me educaron para hombre adinerado, pero ahora prefiero ser un indio que un importante abogado"

Extremoduro


domingo, 5 de junio de 2011

Una pequeña tregua con la lluvia

Este fin de semana, después de una semana espantosa con muy poco Sol y mucha lluvia, decidimos salir con la furgo ha hacer una pequeña excursión cerca de casa, pues, como indicaba el Meteocat, a unos cien kilómetros "daba" buen tiempo.



(Adiós lluvia)



(Espéranos Sol...)  
Finalmente y gracias a los furgoperfectos de la página Furgovw.org, decidimos ir a visitar la Ermita de Foia, en Cabacés, un pueblo cerca de Falset alojado en el interior del parque natural del Montsant (www.gencat.cat/parcs/serra_montsant, www.cabaces.altanet.org).



 No obstante, primero fuimos a comer con unos amigos...




Pero volviendo a la excursión; no ha sido nada extraordinario, en lo referente a las actividades que hemos hecho, pues éstas han sido una pequeña excursión en bicicleta, un paseo hasta la ermita a tocar la campana, un poco de contempleación del paisaje, tomar el Sol, que los niños jugaran sin presión ni relojes, poner en orden la furgoneta encajando nuestra vida en ella y hablar entre nosotros de los malos momentos para que éstos, se conviertan en experiencias enrequicidores y no en tumores malignos que nos pudran por dentro poco a poco.

Os dejamos una selección de fotos, pues, lo único que pretendemos es poder mostrar el magnífico lugar y nuestras pequeñas tonterías...


-Hoy nos lo hemos pasado muy bien; mis padres nos han dejado jugar mucho y no nos han hecho ir a visitar ningún pueblo.
-A primera hora, no más de las 7:30 h. nos hemos levantado hemos salido de la furgo y nos hemos puesto a investigar el lugar.



- Después nos hemos ido ha dar un paseíto en bici.



Cuando hemos vuelto de la bici, que no nos ha ocupado más de una hora, lo enanos han jugado un rato y hemos aprovechado para contemplar un poco el paisaje de los alrededores.


Luego, y aprovechando que nuestro interior quedó libre de nubarrones, hemos decidido acercarnos hasta la ermita (50 m).

(Násser: ¿Por qué vamos a la ermita?
Maya intentándoselo explicar.
África, o lo tiene claro, o le da igual; más bien lo segundo)


 La campana de la ermita



 Al lado de la ermita hay una pequeña cueva; los enanos al verla han alucinado y, cómo no, han querido subir a verla (en ocasiones los adultos pensamos que los niños necesitan grandes planes y caros objetos, pero siempre vamos errados; hoy, un día sencillo, con sencillas actividades para ellos ha sido una gran aventura).


La pequeña gran escaladora



 Ya casi lo consigue:

 Y lo consiguieron...

Posteriormente, bajamos, comimos, los peques continuaron jugando y disfrutando del momento, nosotros continuamos en silencio soñando con mejorar y aprender de nuestros hijos, pero también seguimos preparando la furgoneta, adaptándola a nuestra necesidades, manías y costumbres para el próximo gran viaje...

No hay comentarios:

Publicar un comentario