En algún lugar

"La necesidad del momento ganaba siempre a las promesas del futuro, por muy tentadoras que éstas fueran"

Karl Ove Knausgard

lunes, 17 de agosto de 2015

HUNGRÍA 2015 (Anexo y Reverso)

¿Por qué Hungría? La respuesta no es clara y si que puede parecer incluso estúpida, simple, banal, ect... Hace unos años en un párking cerca de una playa de Italia (en la parte adriática) coincidimos con un húngaro que viajaba con niños, un coche que se caía a pedazos debido al óxido (tan característico de los países donde utilizan muchas sal) y plantada, en la parte trasera del coche, una tienda de campaña con todos los utensilios de cocina guardados debajo del mismo coche; por supuesto, el húngaro iba acompañados de sus hijos preadolescentes y el trío estaba bañándose sin preocuparse demasiado ni por la tienda ni por las cosas allí dejadas. 
Nos dio que pensar y deducimos que si la mitad de los húngaros eran la mitad de desprendidos, tranquilos y simpáticos como éste el país bien merecía una visita.
Pero quedó en el olvido hasta que en estas navidades pasadas nos regalaron un libro autobiográfico de una poeta húngaro  ( http://www.pepitas.net/libro/dias-felices-en-el-infierno) Gyorgy Faludy. Y fue sin duda Faludy, y no Budapest  ni  los baños termales, ni el Bastión de los Pescadores, ni el propio Danubio los que nos acabaron de decidir por ir a dar una vuelta por Hungría.

Obviamente pasamos por otros lugares hasta llegar...

Preprarar el viaje

La primera sorpresa es que Lonely no tiene traducida la guía de Hungría al castellano y las que hay no nos gustan. Aquí las que hay en Altaïr: http://www.altair.es/es/busqueda/listaLibros.php?tipoBus=full&palabrasBusqueda=hungria&boton=Buscar

Buscamos información por otro lado. Lo primero llamar a la oficina de Turismo de Hungría en España:  


Que te redirige a una opción de rutas que fue la base de nuestra planificación:


(Muy interesante): http://tourinform.hu/

Algunos otros:





Páginas de otras partes en las que hemos estado:

(Dolomitas) http://xanquete22.com/ 

Mapas:


Uno de los Balcanes. 

Uno de toda Europa.

Un par de libros (poco la verdad):

http://www.anagrama-ed.es/titulo/CM_149 



De Escalada varios libros revisamos, compramos o utilizamos. 

La guía de Croacia nos la llevamos. 

Después del viaje

Durante el viaje hemos acumulado cantidad ingente (bueno, bastante) de folletos. Los tenemos por casa si alguien quiere que se ponga en contacto y se los damos.


Día 26/06

Salimos de casa cerca de las 15:00h. Conducimos bastante rato hasta la 01:00h. que paramos a dormir en San Remo (Italia) en una ermita.

Día 27/06

Huele a vacaciones. La primera mañana lejos de casa, debajo de otro cielo con otros aromas, otro idioma y hasta otros sonidos es un pequeño regalo. 

Continuamos conduciendo por la magnífica autopista italiana tan característica. El propósito es llegar por la tarde hasta el Lago di Fedaia en plena Dolomitas para subir al día siguiente al punto más alto de la Marmolada que a su vez es el punto más alto de las Dolomitas.  

El calor es insoportable. En un área de servicio paramos a comer y conocemos a Alessandro, un italiano residente en Barcelona que hacia 20 días había salido en bicicletas desde Barcelona con destino a Trieste. La bicicleta se le rompió y decidió seguir "a dedo". Lo recogemos y los acercamos 30 km a su destino. 

Abandonamos la autopista. Y empezamos a internarnos en los Alpes italianos. Para nuestra sorpresa las carreteras son muy buenas y están en muy buen estado a diferencia de lo que conocemos en Italia y lo que habíamos leído sobre ellas en algún blog.

Ya aparcados se nos acercan unos furgoneteros italianos para hablar. Leo habla un perfecto español es escalador y montañero con lo que nos ponemos hablar de escalada y montaña hasta que se pone a llover. Nos metemos en la furgo ha hacer deberes, leer, preparar la cena y descansar.









28/06

Nos levantamos con un día espléndido. Las vistas del pico son extraordinarias. El glaciar se presenta con un blanco reluciente. Preparamos las mochilas y los bártulos y para arriba. Elegimos subir en las cestas pues nos ahorramos 700 metros de desnivel de roca tediosa con lo que nos quedaran otros 700 de nieve; más que suficiente para los niños (subir y bajar nos sale por 32 euros. Si vais con los niños vale la pena). 

La primera sorpresa es la cantidad de gente que está subiendo. Parece una procesión. La segunda sorpresa es ver como la gente de preparada; al lado de la mayoría nosotros parecemos sacados de un libro de Bonatti. La tercera sorpresa se la llevan con los que coincidimos al ver que nos encordamos, nos ponemos los crampones y nos disponemos a subir. La cuarta se la llevan a todas las cordadas que adelantamos. 
Para no caer en una grieta seguimos las pisadas que ya están hechas.  La ascensión se va dejando hacer. Vamos resoplando un poco pero sin parar. La parte más delicada es la travesía que se tiene que hacer una vez llegas prácticamente al final del nevero. Tienes que ir a buscar la roca en paralelo a unas grietas muy próximas  que en caso de resbalón puedes ir a para allí directamente. Se forma cola para acceder a la canal equipada que sube hasta la cresta que conduce hasta la cima. La canal dispone de un buen cable bien anclado que sirve para asegurar la subida. Nos parece fácil; tal vez como la trepada de para subir al Pedraforca. La gente no se quita los crampones, lo que nos parece incómodo a la vez que peligroso. Nosotros nos los quitamos y subimos como un tiro. Llevábamos los disipadores pero encordados y con un par de puntos de unión al cable subimos en ensamble a toda mecha. 
Volvemos a pisar nieve y en menos de 15 min estamos en el pico (Punta Penia 3.343 m). Parece mentira que hayamos subido. La excursión parecía demasiado para los pequeños pero han subido bien y se lo han pasado bien.
Se nos acerca un guía de montaña que es catalán pero lleva muchos años viviendo en los Alpes. Hablamos de los niños, de su trabajo y nos da algunos consejos. (Guía Manuel Alonso:http://www.dolomitesguide.com/contatto/)
Bajamos hasta las cestas y con ellas hasta la furgo. Jugamos a fútbol con Leo y sus amigo, comemos y cogemos la furgo dirección Eslovenia para llegar al cámping Terme Catéz con toboganes de agua para que se bañen al día siguiente.

Cometemos un error; nos vamos por carreteras nacionales con lo que el viaje que iba a ser unas 5 horas se convierten en más de siete. Por fin a las  02:00h. Llegamos cerca del camping donde aparcamos y nos echamos a dormir.






















29/06

Día de toboganes de agua... http://www.terme-catez.si/ (alrededor de 60 euros los cuatro).



30/06

Camino a Zagreb. Nos vamos directos al centro y a la oficina de turismo. Buscamos la biblioteca pública y preguntamos si tienen el libro de escalada de Croacia. Fotocopiamos el sector donde escalaremos al día siguiente.

Una de las cosas que más nos gustan es la cantidad de librerías que hay repartidas por el centro. Entramos en una pequeña librería por curiosidad. Hablamos con la dueña y compramos un par de libros para los niños.

Finalmente nos acercamos hasta una tienda deportes IGLÚ http://www.iglusport.hr/, para ver si nos pueden aconsejar lugares dónde ir a practicar barranquismo. La conversación no fluye, y como tampoco teníamos intención de quedarnos en Croacia decidimos seguir camino a Hungría haciendo una parada en Kalnik donde está el sector de escalada.

Nos ha gustado Zagreb. Es recogida y limpia. No abundan las masas ingentes de turistas que locos buscamos la mejor fotografía. Hay muchos establecimientos donde puedes refrescarte y comer barato y sencillo así como una disponibilidad a la amabilidad por parte de las personas con las que te vas cruzando. Los deberes para cuando lleguemos a casa es conocer la obra de  A.G Matos http://www.studiacroatica.org/revistas/048/04803.htm gracias a la escultura que hay del poeta en el paseo de J.J Strossmayer.


Como entendemos que estamos apartados de las zonas turísticas pernoctamos en el parking del castillo de Kalnik sin necesidad de preocuparnos por una posible visita de la policía durante la noche.











01/07

El lugar es precioso. Se llega desde una llanura, rota por una pequeña sierra en la cual están las ruinas del castillo que se acomoda a la roca, y que recoge la vías y desde donde se tienen unas vistas espléndidas. Es precioso; la llanura se extiende bajo tus píes hasta donde alcanza la vista....
Hace calor; pero tiene distintas orientaciones lo que hace posible poder escalar algo. La vía más destacada, que hicimos,  es RAMBO un  6a, con fisura y placa y una llegada a la reunión con minitravesía a la derecha y el seguro a medio metro por debajo del píe y dos metros a tu izquierda (si es que somos muy malos...) el equipamiento está muy bien. http://climbingaway.fr/en/climbing-areas/kalnik

Comemos. El calor es sofocante y cansados, sucios y sudados nos vamos camino a Hungría, ahora sí....

En la frontera nos dan el alto. Un tipo bajito y estúpido nos hace abrir la furgoneta. Cara de asco. Niños sucios, trastos por todos lados, media sandía y algunos platos sin lavar. Nos pregunta altivo y en un inglés rápido que dónde vamos varias veces. Le contestamos que a Balatón a Budapest... no sabemos que más... se mosquea y cierra la puerta con asco y resignación; nos da el visto bueno y a seguir...




HUNGRÍA

Por fin. El país de los magiares, de Faludy y de la revolución del 56, del Budapest, del Danubio.... Está clara la ruta. Primero rodear el lago Balatón, y después ya veremos.

Obviamente como es el país a recorrer no cogeremos autopistas (siempre decimos lo mismo, luego...). Empezamos por la N-7 tenemos unos 50 kilómetros hasta el lago. Son las cinco de la tarde y aún nos podremos bañar.
Lo primero que llama la atención son las rectas y la planicie. No hay curvas, ni repechos en la carretera con lo que se conduce estupendamente bien y la furgoneta puede ir a una velocidad rápida. Tampoco hay circulación prácticamente. Paramos a llenar el depósito. El gasóleo está a unos 350fl. lo que al cambio viene a ser lo mismo que aquí (o incluso algo más: http://es.globalpetrolprices.com/Hungary/gasoline_prices/).

Llegamos a Nagykanizsta donde vamos hasta el centro para cambiar euros. El cambio rondará durante el viaje 1e=316fl (aproximadamente: http://themoneyconverter.com/ES/EUR/HUF.aspx) Y nos vamos a comprar un helado.
Segunda sorpresa agradable, cuatro helados (hay muchas heladerías) 2 euros unos 600 fl.

Sobre las 19:00h. Llegamos al lago en la población de Balantonberény. Aparcamos. Y podemos observar que no se accede directamente sino que tienes que pasar a través de unos restaurantes. Nos acercamos temerosos a un restaurante que tiene acceso. Nos miran, los miramos... pasamos y no dicen nada. El césped llega hasta el agua, que se entra por unas escalerillas de metal. En el recinto hay parque, piscina (ya cerrada) y máquinas para hacer deporte estamos un poco descolocados. Nos bañamos hasta que se va el sol (el lago tiene una profundidad media de tres metros, como curiosidad).
Nos acercamos hasta el restaurante para que tomar una cerveza y que nos aclare como funciona el tema del acceso.
Solo hablan magiar. No nos entendemos. Al final el hombre sale con una tablet y conversamos con el traductor. El acceso es de pago hasta las 18:00h. luego libre. Decidimos quedarnos a cenar. Son agradables y nos tratan espléndidamente. Le dejamos que nos saque un par de platos (que dice que son más que suficientes) a su gusto.
Patatas fritas con carne en salsa, y más patatas fritas con carne condimentada (buenísimo) unas cervezas de medio litro y refrescos para los niños. Por favor la cuenta.... ¿cuánto es al cambio 4000fl?  12 euros. Barato.

¿En Hungría está permitida la pernocta? No lo sabemos. Buscamos un sitio para dormir. Cogemos una carretera secundaria y en una pista de tierra en la entrada de una casa abandonada aparcamos. Hay actividad. Zumban los insectos por todos lados.





02/07

El día se despierta temprano. Hace mucho calor. La luminosidad lo envuelve todo. Nos acercamos hasta Gyenesdás http://www.gyenesdias.hu/?lng=2 vemos una oficina de turismo. Hay oficinas de turismo en muchas municipios (http://tourinform.hu/); hablan inglés en casi todas y alemán en todas. Son extremadamente amables. Nos indican varios lugares que visitar. Ya intuimos que la visita al país no pasará por practicar deportes de aventura. Le preguntamos por sectores de escalada. Nos emplazan a visitar los parques de aventuras, los típicos con tirolinas  (también hay en muchas localidades).

El folleto West Balaton es el que más nos facilita la elección.  Empieza el tour por carreteras comarcales. Es agradable conducir aquí. Vamos a Valius para subir una torre de avistamiento (hay por todo el territorio). Después nos acercamos hasta Zalaszántó para ver el primer y más grande santuario Budista en Europa.

Tranquilamente y bajo un Sol de justicia nos acercamos hasta Sümeg para visitar su fabuloso castillo. La entrada son unos 3000fl. y merece la pena. Es una visita interactiva con juegos de la época y representación de pequeños detalles de la época. En muchas estancias se venden productos tradicionales (hay un producto que no se puede dejar de probar: Kürtöskalács ) o exposiciones.

Después nos vamos a Tapolca a visitar unas cavidades subterráneas que nos han perjurado son estupendas. Nuestra opinión es que son caras y carentes de interés, sino sabes magiar, para el turistas.

Para acabar nos acercamos al lago a bañarnos. Dormimos en la falda que es coronada por un castillo abandonado. En un campo de una casa.
















03/07

Cuando acaba la pista, al final de las viñas, se abre un sendero que sube en 15 min. hasta la construcción de lo que fue el castillo http://translate.google.es/translate?hl=es&sl=hu&u=https://hu.wikipedia.org/wiki/Csob%25C3%25A1nc&prev=search. Desde lo alto de la meseta se ve Diezel, Tapolca y el "valle" Deli Bakany. 

Nos aseamos con tranquilidad en el patio de la casa.

Thiany. La famosa península cargada de turistas nos espanta. Seguimos bordeando el lago. En Kalandsziget encontramos un parque de tirolinas http://www.kalandsziget.hu/cms/arak; paramos por los niños y por 9 euros los dos están trepando un rato por los árboles. El sitio está bien pues puedes aparcar enfrente del lago y darte un baño. Los parkings son de pago pero nosotros no pagamos en ningúno y nunca vino ningún vigilante.  Hay otro algo más grande en Balantonfüred con un rocódromo.

Nos dirigimos a Csokako que hay un sector de escalada. Pero en una intersección en la entrada de la fea ciudad de Székesfehérvár nos colamos y llegamos al centro. El calor va en aumento y nos paramos a comprar unos helados. Casualidad la oficina de Turismo está enfrente y entramos. Nos recomiendan ir al "pequeño" lago de Velencei-tó (http://www.velencei-to.hu/). 

Mirando las opciones decidimos que al día siguiente alquilaremos unas bicicletas y le daremos la vuelta. En Ágard vemos un lugar donde alquilan bicis y apalabramos cuatro. Nos vamos a bañar.

Ayudamos a unos húngaros que se han quedado tirados con el coche; la ventanilla no les sube y la alarma no para de sonar.

Dormimos en el parking donde cogeremos las bicis.
 





04/07

Velencei-tó bien merece una estancia. Cogemos las bicis y empezamos a pedalear. La idea es sencilla, darle la vuelta; un total de 30 km. entre los cuales pararemos a bañarnos y a ver un museo.  

Es limpio y sus aguas más trasparentes que las "barrosas" del Balatón. La parte oriental está cargada de edificaciones pero una vez pasada Valence, y ya en la otra orilla, las construcciones desaparecen y todo es vegetación y fresco. Nos cruzamos con muchos ciclistas. Damos con una playa, justo enfrente de dónde habíamos partido dónde la gente acampada disfruta del agua (buen lugar para acampar con la furgo).

En una zona arbolada encontramos el Parque Arborétum pero nos dirigimos al museo militar http://translate.google.es/translate?hl=es&sl=hu&u=http://www.kempp.hu/&prev=search. Donde nos explican, muy amablemente y con una paciencia infinita, la batalla que se dio lugar en el mismo enclave en 1848 así como todas las "glorias" del ejército húngaro. Nos ponemos cascos, trajes, cogemos armas y paseamos entre las trincheras. El colofón: el simulador de vuelo.

Seguimos bajo un Sol de justicia. Vamos bordeando. Sólo nos quedan 10 kilómetros y una recta infinita. Las bicis están tan ligadas al modo de vida que conviven perfectamente con los coches.

Finalmente a las seis devolvemos las bicis (17 euros el alquiler de las cuatro), baño y para Csokakó que al día siguiente toca escalada.



















 05/07

Dormimos en una pequeña plaza del ayuntamiento junto a un parque con barbacoas (el tema de las barbacoas es curioso. No lo hacen como nosotros. Utilizan una pequeña construcción en el suelo para acotar las brasas  y después instalan una especie de trípode del que cuelga una cadena que sostiene un recipiente metálico, por lo que pude ver desde lejos, sin parrilla, una especie de wook sin tanta profundidad; allí estaban liados con una olor....).
Es un muy buen sitio para pernoctar y fue la prueba definitiva que en Hungría la pernocta está permitida pues pasó la policía y no dijeron nada.

Una vez desayunados nos vamos al parking del castillo (que también se puede aparcar y dormir) y nos vamos para el sector.
Te internas en un bosque y con orientación norte escalamos juntos a uno húngaros bien fresquitos. También nos aclaran un tema que nos tenía en jaque: EL AGUA MINERAL CON GAS. En todos los supermecados no habían sabido, o no nos habían entendido, pero habíamos estados consumiendo agua con gas, que ha 50º parecía como si te estuvieras metiendo agujas en la boca. Pues bien, todas las botellas con el tapón rosa no tienen gas.
El sector merece una visita. Tiene vías exigentes bien protegidas aunque las reuniones sólo se sostengan de un punto.
Escalando una vía a medio camino entre un seguro y otro una serpiente nos sorprendió en la pared; intentaba almorzarse un ratón que se salvó porque ambos se precipitaron unos 15 metros hasta el suelo. Los gritos del más mayor se escuchaban varios "kilómetros" a la redonda. Los húngaros se partían de la risa. Por lo visto estos animalejos son muy comunes... nos damos los e-mails por si me puede enviar información de los sectores del país. http://climbingaway.fr/en/climbing-areas/csokako

Nosotros recogemos velas, comemos bajo un árbol y nos vamos camino a Budapest. Temperatura 45º...

























Budapest

El calor insoportable. Entramos en Budapest y vamos directos al camping. Nos gusta lo que vemos aunque ya se puede observar que las calles están destrozadas, que los tranvías tienen un peso importante en la vida y que hay muchos contrastes entre las construcciones que vemos.
Lo que vemos en el camping no nos gusta. La gente está apiñada y la parcela que os ofrecen está prácticamente en la calle. (Este es el camping: http://www.hallercamping.hu/es/map.html)
Después de muchas vueltas damos con este: http://campingbudapest.com.Y es muy recomendable. Es familiar, limpio y con una piscina estupenda.

Aparcamos y pasamos la tarde en la piscina.



















06/07

Aparcamos en el centro de Budapest. Hace muchísimo calor. En información nos dan un mapa y la típica guía. No nos interesa demasiado visitar los edificios monumentales así que nos compramos unos billetes de tranvía y nos damos una vuelta por algunos barrios.  
En contra de Budapest juega el insoportable ambiente que se respira. De noche buscamos algún lugar donde dormir. Encontramos un pequeño parking entre árboles en una carretera. Nos echamos a dormir y a media noche nos despierta un potente foco. No nos habíamos dado cuenta pero nos habíamos metido en el patio de una casa. Nos tenemos que ir.

07/07

Vamos a visitar Hollókö https://es.wikipedia.org/wiki/Holl%C3%B3k%C5%91 http://guia-por-hungria.com/es/holloko 

Por la noche nos quedamos sin gas. Tenemos que comprar. Después de dar vueltas por fin en las tiendas OKI tienen.

En Hollóko encontramos un pueblo pequeño con mucho camping y tres turistas extranjeros. Aparcamos y nos viene un chico, que se toma muy en serio su trabajo, indicándonos que debemos aparcar en la zona azul. Le indicamos que hay sitio fuera de la zona azul. Nos vuelve a indicar la zona de aparcamiento. Nos fijamos bien y los coches aparcados son de matrícula húngara. Nos vamos a la zona azul. Metemos 300 florines en la máquina a pasear. Visitamos el pueblo centenario y el castillo. Pero empezamos a ver que lo que nos ofrece esta parte del país no nos acaba de gustar.

Gyöngyös. Aparcamos en el centro. Y nos tomamos un helado para combatir el calor (EL CALOR). Nos acercamos a la oficina de turismo para preguntar información de la zona. Nos indica un camping con piscina cerca del monte Keké. También visitamos una tienda de deportes de montaña (?¿) para ver si podemos comprar una guía de escalada o nos pasaran reseñas. La verdad es que el calor es tan insufrible que queremos ir directos a los sitios y no dar mil vueltas para finalmente llegar a un sector que o le de el sol directamente o esté desequipado o en deshuso o cualquier otra cosa. Imposible. No saben. Tienen arneses, magnesio, cintas, cascos, pies de gato pero... No Tienen Reseñas....¿?

El camping es caro y la piscina cubierta. Nos vamos. Finalmente nos damos una ducha campestre en la furgoneta.

Cenamos en Eger. Dormimos en una pista de tierra en el pueblo de Ergsalok....







08/07

Despertamos en Egersostat... nos equivocamos por la noche. Un pueblo está distanciado de otro por 10 kilómetros. Conocemos a Atila que regenta un bar. Nos invita a café y charlamos con él. Lo primero que nos pregunta es ¿qué hacéis aquí? Aquí no hay nada... aún así como insistimos en que nos indique algo nos habla de ir a Miskolc y de allí a LLilafüred. También es escalador. Pero tampoco sabe sitios donde escalar. Nos comenta que no es que sea escalador es que es alpinista industrial, vamos que hace trabajos verticales a parte del bar. Nos despedimos y le vemos marchar con su coche de la época soviética. Un figura.

Seguimos hasta Mislock. En la oficina de turismo nos invitan a visitar Llillafüred. Para llegar en vez de ir en furgoneta cogemos un tren de la época; un poco de turismo convencional.

Realmente es decepcionante. No encontramos el punto; decidimos que estos calores son insoportables (55º dentro de la furgo 45º grados en la calle) y que nos volvemos al Baltón al día siguiente.

A las 18:00h cambia de repente el tiempo, las temperaturas caen 20-25º y llueve con fuerza. El país de punta a punta parece que se queda sin electricidad. Muchas carreteras se cortan por caídas de árboles...

Poco a poco volvemos hacia el sur. Dormimos cerca de Balatón.
 

09/07

Visitamos una reserva de Búfalos. https://www.bfnp.hu/en/buffalo-reserve-kapolnapuszta. Es interesante.

Nos dimos el último baño y volvimos a cenar en el mismo restaurante del primer día.

Nos despedimos de Hungría. El calor no ha jugado mucho a su favor. También nuestra concepción del turismo no se amoldaba a lo que el país nos ofrecía. Nos gusta la altura y las montañas y llegó un momento que la planicie se nos antojaba aburrida. Recomendamos el sur para los amantes de la naturaleza.

De noche hasta Lubjana, como no capital de Eslovenia.

10/07

De noche paramos a echar gasoil y comprar la viñeta. Nos discutimos con el tío de la gasolinera porque nos quiera endosar la pegatina de 30 euros. Le decimos que no pues es una camper y no pagamos más de 15 euros. Finalmente accede (posteriormente hablamos con un esloveno y nos comentó que sino pasa del 1,35m la parte superior del capó pagas 15 euros. No lo hemos medido pero creemos que la t4 no supera el límite). 
Dormimos en una calle de un barrio residencial. Nos acercamos a la oficina de turismo del Parque Natural del Triglav. Nos indican que en las oficinas de los mismos pueblos nos darán más información detallada. Desde la capital hasta la entrada al parque es 1 hora.

Pasamos de largo el lago de Bled que lo vemos muy masificado y nos dirigimos directamente a Bohinjko Jezero que nos han comentado se puede escalar cerca del lago.

Compramos el mapa y el libro de las zonas de escaladas cercanas en http://alpe-rjavina.si/. 

El problema ya lo vemos venir. Todos los parkings son de pago con zona azul.

En el mismo lago y junto a la tienda (es una cabaña, idílico) hay una pared de unos 50 metros de altura que está cargada de vías. Son duras y algunas están más pulidas que el mármol. Allí conocemos a una pareja de alemanes. Ella habla un español perfecto y pasamos la tarde probando diferentes vías.

Nos comentan en la tienda que la pernocta está prohibida (pero más prohibitivo están los precios del camping). Finalmente cenamos a la orilla del río y luego nos vamos a dormir a Bistrica en el aparcamiento de los apartamentos entre los coches estacionados.

11/07

 Buscamos el sector de escalda Nomenj http://climbingaway.fr/es/escuela-escalada/nomenj Después de darle varias vueltas por fin encontramos el acceso. Anteriormente un lugareño nos indicó que fueramos a Bitenj Potok pero también nos indicó que fueramos con un bastón para ir espantando a las serpientes con lo que descartamos adentrarnos entre dicha fauna.

Subimos hasta la pared. La vegetación crece con fuerza y parece ser un sector poco visitado. No obstante cuando llegamos hay una pareja. Nos ponemos a escalar pero enseguida vemos que la piedra está excesivamente descompuesta hasta que a África le cae una piedra en el pecho sin consecuencias. Después de tres vías y viendo el tema decidimos recoger e irnos.

Pero lo que mal empieza mal acaba y África pone un píe en un avispero y le pican varias avispas. Reacción alérgica y corriendo al médico. Nota: tarjeta azul europea, sino 40 euros por la visita.

Dormimos en un parking cercano al lago.

12/07

Miramos el mapa y decidimos probar a subir por una carretera que te deja cerca a 1.300 metros y subir un pico.  Escogemos Visevnik que con sus 2050 metros será una subida agradable y rápida, pues el calor es insufrible, y así veremos una parte de estos Alpes.

Desde aquí subir al Triglav son unas 6 horas. Bien. No sabemos por qué motivo aunque preguntamos a distintas personas para subir al Triglav ninguna nos indicó esta posibilidad. Todas nos indicaban una ascensión desde el lago con lo que el desnivel se multiplicaba bastante.

Una vez estás situado en Rudno Polje (sitio perfecto para pernoctar, hasta que se percaten que cerrar esta carretera y colocar un bus para subir hasta allí es un negocio perfecto) el camino está bien marcado y sin pérdida.

El paseo alpino bien merece una excursión. Subimos poco a poco y vamos encontrándonos otros excursionistas muy agradables. En el pico se tienen unas vistas inmejorables del Triglav (que queda pendiente) y se disfruta de una panorámica excelente. Conversamos con varios excursionistas. Nos preguntan por los Pirineos, por Catalunya y por cómo vivimos. Es increíble que cualquiera con los que te cruzas dominan dos o tres idiomas distintos al materno; te da que pensar....

Descendemos rápido y nos paramos a comer en el párking. Un chico esloveno que ha pasado grandes temporadas en España se nos acerca para conversar. Estamos con él un par de horas. Nos damos los emails y quedamos en mantener el contacto.

Nos volvemos al lago a bañarnos.

13/07

Tiempo inestable. Nos alquilamos una barca y nos remamos por todo el perímetro del lago. Nos bañamos y disfrutamos de algunas playas. En una de ellas una cuerda colgada de un árbol es la atracción de los niños. Se pone a llover y decidimos emprender el camino de regreso. Tenemos algunos días para volver (2) y poco a poco nos dirigiremos a Andorra para pasar los últimos días de vacaciones haciendo ferratas y escalando.

15/07

A las 22:00h en Andorra la Vella vemos, invitados por Turismo de Andorra el espectáculo Scalada de Circo du Soleil. Sencillamente espectacular los números acrobáticos.

16/07

Día de mucho calor. Nos vamos hacer un par de ferratas. En el propio Canillo nos hacemos el Canal de la Mora y la Directísima. Acalorados y buscando un refugio a la sombra acabamos en Ordino escalando en el rocódromo libre.

17/07

Se acerca el final... el calor sigue apretando. Nos vamos hacer la ferrata de Santa Coloma que se llama Sant Vicent d'Enclar por la ermita que encontramos en la cumbre. Ferrata interesante aunque al encontrarse muy cerca de la ciudad el constante ruido hace que desmerezca la visita. Lo positivo es que África prueba una K4 y la hace sin problemas. Ya podemos ir a muchas más ferratas con ella.

Después a dormir a Granvalira bien fresquitos.

18/07

Escalamos en el rocódromo de Encamp. Simplemente genial. Las vistas son fabulosas.

19/07

Toca regreso. A las 15:00h. nos topamos con la realidad de tener que ir a trabajar al día siguiente.


No hay comentarios:

Publicar un comentario