En algún lugar

¿Qué hace falta para ser feliz? Un poco de cielo azul encima de nuestras cabezas, un vientecillo tibio, la paz del espíritu"

André Maurois

viernes, 20 de febrero de 2015

Por favor ¿puedes respetar tu turno?

La montaña como un lugar de relajación, superación, contemplación; hasta que la invaden con torres de hierro, cañones, servicios de todo tipo y butacas para culos engreídos y equipos nuevos de temporada.Niños, padres, madres, la abuela estirada por las operaciones; el temporero que ahorra todo el invierno, el cualificado que le molestan los hijos torpes y rollizos del autónomo. Todos revueltos, incómodos y contentos. Cola para comprar la entrada, para alquilar el equipo, para comer, cagar, y deslizarse; cola para devolver, -eh, usted por la otra puerta, prisas por volver al sofá, recuerdos iguales, sensaciones similares. La semana que viene, más de lo mismo...

No hay comentarios:

Publicar un comentario